Elegía a un ilustre: Dr. Mario Fitzpatrick Usera



Tal vez no encontremos las palabras más elocuentes para describirlo a perfección. Para muchos, por décadas, fue 'catedrático.' Para los amantes de la música, fue 'el flautista.' Para la elocuencia Boricua, fue un 'ilustre' o 'prócer' tal vez. Y hasta para los historiadores, fue 'historia encarnada.' Muchos adjetivos; todos correctos. Pero para mí, simplemente fue: 'papi.'

Mario Fitzpatrick Usera, Josefina Usera y Carlos Fitzpatrick Usera, circa 1950

Mi padre, el Dr. Mario Fitzpatrick Usera, aceptó la propuesta presentada por la madre tierra de convertirse en uno con el universo, el 28 de noviembre del 2015 a la 2:05 de la madrugada, hora en San Juan, Puerto Rico. De ésta forma, se une a sus padres Josefina Usera y Carlos Fitzpatrick, nuestros predecesores  familiares puertorriqueños, africanos e irlandeses. Me imagino que debe estar tocando su adorada flauta tal vez haciendo un "jammin'" con músicos que admiraba y respetaba durante toda su vida. ¡Eso es vida!

Nació un 9 de abril del 1945 en Ponce, Puerto Rico, con un peculiar atributo. No fue un lunar o una distinción física, pero una estampa etiquetada en su certificado de nacimiento: Fitzpatrick- Usera. Los apellidos evocan una micro-historia dentro de una diaspora que se establece en Ponce y en toda Latinoamérica. Irlandeses y Afro-Boricuas- todos músicos y artistas visuales- se unen para crear arte y familia. Cómo resultado, carga un linaje genético multicultural y diverso. Abriendo los ojos a éste mundo, reconoce que su historia es diferente a las demás, gracias a su dos veces tía-abuela Anastacia Romero y su esposo Eugenio Fitzpatrick se iba a convertir en parte del léxico y el folclór Boricua: "Play, Ana," [circa 1870]. Eugenio, fue hijo de un sirviente irlandés llamado Bernard Fitzpatrick, sobrino de Patrick Fitzpatrick, transportados desde una Irlanda oprimida, luchando por su independencia y su orgullo nacional; luchando por sobrevivir Gorta Mór, la Gran Hambruna, Irish Famine [1845-50].

Escudo de la familia Fitzpatrick.


Por otro lado están los Usera, gran familia musical de ancestro Africano. Desde Ponce, su tío Moncho Usera contribuyó varias hermosas composiciones a la cultura puertorriqueña. Su extensión cubre desde música clásica, plena, bomba, bolero y Jazz. Así mi padre, desde pequeño, tocó su flauta día y noche. Amó su fluidez, su sonido, su movimiento, su nostalgia, su ritmo, su musicalidad y su espíritu. A parte de la flauta clásica, también deleitaba nuestros oídos con la flauta irlandesa- fliúít Gaelach, y la flauta Africana- Fula. Fue reconocido en Puerto Rico por su gran contribución a la música como historiador de Jazz. Un proyecto sin terminar fue su segundo libro, discutiendo éste tema. Usera, por otro lado, es muy español, existiendo hoy un distrito en Madrid bajo ese nombre.

Dentro de ésta diversidad, papi exigió orgullo y honor a nuestro nombre. Todavía al sol de hoy tenemos que deletrearlo, pero nunca lo hemos visto como un problema, sino como una oportunidad para educar a todos los compatriotas curiosos. No somos ni menos ni más puertorriqueños o irlandeses o afro-latinos. Sí, el apellido es difícil y no es ni en español, ni en inglés. Es un anglicismo del apellido
Giolla Phádraig, en irlandés. Dentro de éste contexto, La Perla del Caribe y La Isla Esmeralda se convierten la Patria y la Madre Tierra. Irlanda y Puerto Rico, nuestras joyas terrenales, son de un barco sus velas. Vivir uniendo todas esas fronteras, es ser presencia encarnada del futuro.
 

Mario Fitzpatrick Usera junto a su sobrino-nieta Aleida Fitzpatrick. ¡Una mezcla de razas hermosa!


Papi siempre nos impulsó a contribuir a las patrias- y al resto del mundo de igual forma- a través del arte, de la educación, del activismo social, pero más importante, de tener compasión. Mi padre amaba al mundo sin prejuicios. Siempre tuvo sus puertas abiertas para todos por igual. Entiendo a las familias de mis hermanos en espíritu, descendientes de Gilberto Concepción de Gracia o Juan Marí Bras, seres que mis abuelos adoraban. Asumo que fueron parte del comité de bienvenida al espíritu de mi papá.

Nunca dejó de ser estudiante, mientras a su vez, fue profesor. Calmado, insular, noble, talentosísimo y brillante, ese era mi padre. Fue hijo, doctor, ciudadano del mundo, hombre de fe, amigo, colega, escritor, tenista, suegro, abuelo, artista, historiador, pensador, tío, primo, consolador, psicólogo, y el mejor esposo del mundo. Pero para todos, es cierto que fue un ilustre.


Gracias a su vida que nos dio tanto. Como dijo mi madre: "misión cumplida." Nos queda en éste plano la semilla que germinó gracias a su vocación de educador y psicólogo/ trabajador social. Nos quedan las memorias de amor paternal tatuadas en las almas de sus hijos: Kim Sutherland, Melissa Fitzpatrick, Mario José Fitzpatrick y ésta eterna rebelde, Marlena Fitzpatrick. En mi madre, Milagros García González, queda el fuego de su amor fiel e incondicional. En sus nietos Leena y Dylan Fitzpatrick queda el legado y la asignación de honrar esa micro-historia. Y en todos queda el amor que entregó y esa hermosa sonrisa que por 70 años, 7 meses y 18 días nos regaló. Según el aliento divino le dio vida, así usó su aliento para darle vida a sus flautas. Ahora son memoriales en nuestros hogares, recuerdo constante de lo más profundo de su ser.

Dr. Mario Fitzpatrick Usera: 9 de abril del 1945- 28 de noviembre del 2015



Descanza en poder, en poesía, en partitura musical, en paraísos isleños, en portales divinos y, sobretodo, en paz. Te amamos.

Ar dheis Dé go raibh a anam. May He Rest In Peace.

 

8 comments

  • nelson y rosa m alvarez yañez

    nelson y rosa m alvarez yañez miramar fl

    Creo que no podemos decir ni poner nada, que dios lo tenga en la gloria, un buen amigo,lo recordaremos siempre,

    Creo que no podemos decir ni poner nada, que dios lo tenga en la gloria, un buen amigo,lo recordaremos siempre,

  • Julio Varela

    Julio Varela Orlando, Florida

    Qué bello este escrito de una hija que ama a su padre para siempre. Eternamente estará presente su espíritu, a travez del momento, que siempre esta vivo, sin pasado ni futuro que lo defina. Abrazos fulminantes de luz, que prenden una hoguera que nunca se extinguirá en los corazones que se aman en esta vida, que al presente reconocemos, y continúa en esa otra que aparenta ser un misterio pero que es la esencia de la vida en sí, indestructible. Abrazos mi tan querida Marlena...Tío Julio

    Qué bello este escrito de una hija que ama a su padre para siempre. Eternamente estará presente su espíritu, a travez del momento, que siempre esta vivo, sin pasado ni futuro que lo defina. Abrazos fulminantes de luz, que prenden una hoguera que nunca se extinguirá en los corazones que se aman en esta vida, que al presente reconocemos, y continúa en esa otra que aparenta ser un misterio pero que es la esencia de la vida en sí, indestructible. Abrazos mi tan querida Marlena...Tío Julio

  • Nyvia Rodriguez

    Nyvia Rodriguez Las Piedras, PR

    Hermosas palabras que nacen de lo más profundo del corazón y que evocan el inmenso amor que le tienes a tu padre y lo digo en presente, porque mientras le recuerdes nunca morirá, solo se muere cuando ya no se le recuerde más y a Mario le recordaremos siempre. Nos dio mucho a muchos y su legado queda en aquellos a quienes toco.

    Hermosas palabras que nacen de lo más profundo del corazón y que evocan el inmenso amor que le tienes a tu padre y lo digo en presente, porque mientras le recuerdes nunca morirá, solo se muere cuando ya no se le recuerde más y a Mario le recordaremos siempre. Nos dio mucho a muchos y su legado queda en aquellos a quienes toco.

  • Yaritza Vazquez Correa

    Yaritza Vazquez Correa Yabucoa

    Este escrito abarca la vida de un hombre al quien admiro y respeto. Y para mi es un honor leer estas hermosas palabras. Mejor no se puede describir a Mário. El vivirá en mi corazón y en mi mente, mas que un profesor fue un amigo y en nuestras manos esta hacer conocer su legado.

    Este escrito abarca la vida de un hombre al quien admiro y respeto. Y para mi es un honor leer estas hermosas palabras. Mejor no se puede describir a Mário. El vivirá en mi corazón y en mi mente, mas que un profesor fue un amigo y en nuestras manos esta hacer conocer su legado.

  • Alicia M. Casillas

    Alicia M. Casillas Caguas

    Mario Fitzpatrick me dió el consejo más sabio que cualquier persona me pudo haber dado cuando cambié de concentración de TS a Artes en Humanidades para bajar la carga de trabajo para cuidar a mi padre enfermo. Y Cito:"Hay veces que tenemos que tomar decisiones por el bien del que nos necesita aunque la decisión nos quite una meta o un sueño. Lo importante de todo es que no importa que concentración completes lo utilices para hacer un bien social".

    Mario Fitzpatrick me dió el consejo más sabio que cualquier persona me pudo haber dado cuando cambié de concentración de TS a Artes en Humanidades para bajar la carga de trabajo para cuidar a mi padre enfermo. Y Cito:"Hay veces que tenemos que tomar decisiones por el bien del que nos necesita aunque la decisión nos quite una meta o un sueño. Lo importante de todo es que no importa que concentración completes lo utilices para hacer un bien social".

  • Lorell Pérez Galindo

    Lorell Pérez Galindo Caguas, PR

    Un escrito que expresa el amor sublime de una hija a un padre. Sin dudas, cada aportación que el Profesor Mario Fitzpatrick hizo, dejó es un legado. Sus experiencias, consejos sabios marcó un precedente en la vida de muchos/as. Así fue en mi vida estudiantil. Se deleitaba hablar de historia, cambios y nuevos hallazgos en diversas investigaciones. Aprendí mucho de él no solo de Trabajo Social sino de muchos temas; para muchos era la enciclopedia andante. Orgullo de su familia...orgullo de todos/as, siempre será recordado y amado, porque lo que se ama nunca muere. Su legado traspasará fronteras ya que el trabajó incansablemente hasta el último suspiro aqui en la tierra para dejar historia y mucho más...!! Descanza en paz Profesor y colega!!

    Un escrito que expresa el amor sublime de una hija a un padre. Sin dudas, cada aportación que el Profesor Mario Fitzpatrick hizo, dejó es un legado. Sus experiencias, consejos sabios marcó un precedente en la vida de muchos/as. Así fue en mi vida estudiantil. Se deleitaba hablar de historia, cambios y nuevos hallazgos en diversas investigaciones. Aprendí mucho de él no solo de Trabajo Social sino de muchos temas; para muchos era la enciclopedia andante. Orgullo de su familia...orgullo de todos/as, siempre será recordado y amado, porque lo que se ama nunca muere. Su legado traspasará fronteras ya que el trabajó incansablemente hasta el último suspiro aqui en la tierra para dejar historia y mucho más...!! Descanza en paz Profesor y colega!!

  • Carlos Lozada

    Carlos Lozada Maunabo PR

    Ese negrito se gano mi cariño compartió mis lagrimas y mi felicidad educándome como trabajador social. Apostó a mi ante cualquiera para sobre salir en la práctica ante uno de los escenarios mas retante, la población de adictos. De igual manera admiraba mi trabajo como sepulturero q soy. Por lo q seria para mi un gran honor realizar el Panteon en donde el descansa en paz hasta q Dios lo decida. Si es de su interés por favor comuníquense 787 528 0776

    Ese negrito se gano mi cariño compartió mis lagrimas y mi felicidad educándome como trabajador social. Apostó a mi ante cualquiera para sobre salir en la práctica ante uno de los escenarios mas retante, la población de adictos. De igual manera admiraba mi trabajo como sepulturero q soy. Por lo q seria para mi un gran honor realizar el Panteon en donde el descansa en paz hasta q Dios lo decida. Si es de su interés por favor comuníquense 787 528 0776

  • Yolanda Morales

    Yolanda Morales Maunabo PR

    Aunque me enteré tarde de su partida deseo expresar mi más sentido pésame. De él me queda las muchas conversaciones de música y los sabios consejos. Gracias por el gran profesional que fuiste, el excelente profesor.

    Aunque me enteré tarde de su partida deseo expresar mi más sentido pésame. De él me queda las muchas conversaciones de música y los sabios consejos. Gracias por el gran profesional que fuiste, el excelente profesor.

Add comment